Los colores del aura ¿qué significan?


En el aura podremos observar una amplia gama de colores que van desde el blanco hasta el violeta, a imagen y semejanza de los que podemos ver en el arco iris.


Esta gama de colores dependerá de la longitud de onda, o las frecuencias de tipo electromagnética que controlan y procesan los chakras y puntos energéticos del cuerpo.

El campo de fuerza energético del aura humana es producido por las distintas vibraciones y frecuencias emanadas de nuestro cuerpo a través de los distintos puntos energéticos.

Cuando los chakras funcionan correctamente se emite una luminosidad homogénea y de tonos suaves en el espectro ultravioleta, lo que indica armonía del cuerpo y la mente.

Los cambios físicos y psíquicos son responsables del cambio de color del aura, lo que ocasiona colores oscuros o con manchas y podría tomarse como indicio de desarmonías a nivel físico, emocional, mental o energético. Estos problemas pueden derivar en enfermedades degenerativas, cáncer y procesos infecciosos, así como desarreglos hormonales y psíquicos.

A nivel espiritual la mayoría toma los colores como indicación del grado de elevación que posee el individuo. Debido a ello muchos dan gran importancia que la visualización del aura, considerando que a medida que una persona evoluciona los colores de su aura cambian. Sin embargo, es necesario acotar que los colores no  indican el grado evolutivo, pues responden más a indicadores energéticos que espirituales. 



Los colores del aura humana pertenecen al fenómeno del plano astral y por lo tanto llevan el nombre de "colores astrales". El yoghi Swami Panchadas explica en el libro  Aura Humana   que  "como pertenecen al plano astral, y no al plano físico ordinario, son percibidos solo por los sentidos que funcionan en el plano astral, y son invisibles a la visión del plano físico ordinario.

Pero para aquellos que han desarrollado la visión astral o clarividencia, estos colores son tan reales como lo son los colores ordinarios para la mayoría personas , y sus fenómenos han sido asentados tan cuidadosamente por la ciencia oculta como la ciencia física ha asentado los colores del plano físico. El hecho de que sean invisibles para los sentidos ordinarios no significa que sean menos reales".

Como sus homólogos del plano físico, todos los colores astrales se obtienen de tres colores primarios, a saber rojo; azul y amarillo. De estos tres colores primarios se forman todos los otros colores. A continuación de los colores primarios, encontramos los llamados colores secundarios, a saber: verde, derivado de la combinación del amarillo y del azul; naranja, formado por la combinación del amarillo y el rojo, y púrpura, formado por la combinación del rojo y el azul. Nuevas combinaciones producen los otros colores, como por ejemplo, verde y púrpura forman el verde oliva; naranja y púrpura forman el bermejo; verde y naranja forman el citrino. 
El negro se denomina ausencia de color, mientras que el blanco es realmente la mezcla armoniosa de todos los colores, aunque parezca extraño para aquel que no ha estudiado este tema. La mezcla de los colores primarios en proporciones variadas produce lo que se denomina "matices" de color.
Agregando blanco a los matices, obtenemos "tintes", mientras que mezclando negro producimos "tonalidades". Estrictamente hablando, negro y blanco son conocidos como colores "neutros".

Aunque el aura está compuesta por una gama de colores básicos, por lo general no se encuentra un solo color, sino diferentes tonalidades e innumerables matices, de acuerdo con la luminosidad, intensidad y la proporción de colores, mostrando, principalmente, los diferentes estados de ánimo de las personas. 

Lo anterior explica el porqué los colores pueden variar de un momento a otro, aunque el aura tiene una coloración básica según el estado general del campo energético del individuo. 


Los estudiosos del tema han establecido algunos significados para los diferentes colores del aura, estableciendo que si los colores son brillantes y limpios, las cualidades serán positivas, y si por el contrario, encontramos colores sucios o apagados, las cualidades del aura serán negativas.

No obstante, es necesario evaluar bien los procesos y el nivel de percepción de los clarividentes (aquellos quienes tienen posibilidad de percibir más allá de los sentidos físicos). Recordemos que existen seres con psiquismo que aunque desde la perspectiva de quienes no perciben lo extrasensorial parecen seres con dotes especiales, en realidad su visión se limita a ciertos niveles del astral.

Por ello, es importante evitar calificar a las personas por los colores del aura y procurar analizar las condiciones y el momento de cada caso en particular considerando a quien percibe (el clarividente) y al aquel que es percibido.
Si la percepción se hace a través de la cámara Kirlian, será necesario evaluar las sensaciones del momento y tomar en cuenta que la cámara kirlian capta solo hasta cortos niveles del campo etérico y emocional. 


A continuación describiremos los colores principales y sus significados. Se aconseja a los lectores tomar los significados solo como esbozos generales y tomar en cuenta lo señalado en párrafos anteriores para evitar caer en juicios y especulaciones acerca de otras personas.

Según Swami Panchadas las variadas combinaciones de los tres colores primarios astrales se forman en conexión con Negro y Blanco así como de la mezcla de ellos tres. Estas combinaciones resultan de las tonalidades de actividad mental y emocional manifestadas por la individualidad, de la cual son una reflexión y la clave.

El autor recomienda tomar en cuenta el significado de los tres colores primarios en el plano astral, para así considerar lo que representan las combinaciones, tonalidades, matices y tintes de estos colores.

Rojo   Rosado 

En este grupo de colores astrales vistos en el aura humana encontramos fuertemente en evidencia la clara tonalidad roja brillante, similar a esa de sangre arterial pura y fresca cuando sale del corazón, llena de material recientemente oxigenado. Esta tonalidad en el aura indica salud, fuerza de vida, vigor, virilidad, etc. en forma pura y no contaminada.

El aura de un niño fuerte y saludable, muestra fuertemente y claramente esta tonalidad de color. Emociones fuertes y puras, tales como amistad, amor de compañerismo, amor por el ejercicio físico, deportes saludables y limpios, etc. se manifiestan por una tonalidad clara y limpia de rojo. Cuando estos sentimientos se vuelven contaminados con egoísmo, motivos bajos, etc., las tonalidades se vuelven más oscuras y sin brillo.

Amor por bajas compañías, deportes sucios o juegos egoístas, etc., producen una tonalidad desagradable y barrosa de rojo. 

El grupo rojo representa la fase física de la mentalidad. Esto significa que representa la parte de las actividades mentales concernientes con la vida física. Se manifiesta por la vitalidad del cuerpo, y en otros matices, tintes y tonalidades, se manifiesta por pasiones, cólera, antojos físicos, entre otros. 

En ocasiones el color se relaciona con una persona que da mucha importancia al mundo físico y material. Es un individuo muy pasional con gran vitalidad, por lo cual las cualidades que podría desarrollar son la fuerza, el valor, aunque también el odio y la ira.

Una peculiar serie de tonalidades rojas son aquellas que manifiestan ira en sus variadas formas, desde los destellos de escarlata vivido de color de ira, que surgen de lo que se podría llamar "indignación justificada" descendiendo a la escala de los desagradables de rojo profundo sin brillo, anunciantes de furia y pasión incontrolada.

El rojo de la ira generalmente se muestra en destellos o llamaradas a menudo acompañadas de un fondo negro, en el caso de odio malicioso, o por un fondo verdoso sucio cuando la furia proviene de los celos, o de la envidia. El color de la avaricia es una muy desagradable combinación de rojo oscuro sin brillo y un verde sucio desagradable. 

Descendiendo en la escala encontramos la tonalidad carmesí convirtiéndose en más oscura, menos brillante, hasta que descendemos al plano de la pasión grosera, sensual, impura, que es manifestada por un desagradable, sin brillo, barroso carmesí de apariencia repulsiva, sugiriendo sangre mezclada con tierra o suelo de un establo.


Una tonalidad de rojo muy próxima a carmesí es el color del amor, pero el tinte y tonalidad varia enormemente de acuerdo a la naturaleza de esta forma de sentimiento emocional. Una muy elevada forma de amor, que busca el bien de la persona amada, más que la propia satisfacción, se manifiesta como un hermoso tinte rosado.

Un aura de color rosa de nota un carácter tranquilo, refinado, modesto. Rara vez se ve el color rosa en el aura de la gente positiva, dogmática o agresiva.

Se manifiesta con frecuencia en sujetos que gustan de la vida tranquila en un ambiente bello y artístico. Las personas del tipo de aura rosada mostraran una grande y duradera devoción. Es el color de la fe de la devoción pura. Es el color de los artistas, del refinamiento de espíritu, de la mística, de la belleza del espíritu. Son personas tranquilas que se contentan con el disfrute de la vida cotidiana.

Azul   Índigo  Violeta

Sinceridad, confianza en sí mismo. Este color está relacionado con los conocimientos profundos. El azul marino indica capacidad de relacionarse con conocimiento profundo y místico. Los colores sucios o apagados pueden derivar en melancolía y depresión.
Azul representa la fase religiosa o espiritual de la mentalidad. Esto significa que representa actividades mentales concernientes con ideales elevados, altruismo, devoción, reverencia, veneración, etc.

Se manifiesta en sus variados matices, tintes y tonalidades, por todas las formas de sentimiento y emoción religiosas, elevados y bajos, como veremos mas adelante.

Este grupo de colores astrales representa las variadas formas y grados de emoción religiosa. La más elevada forma espiritual, sentimiento y pensamiento religioso está representada por un hermoso, intenso, transparente tinte violeta, mientras que las más bajas y burdas facetas de emoción y pensamiento religioso están representadas por más oscuros y más apagados matices, tintes y tonalidades, hasta que se llega a un profundo, oscuro índigo, tan oscuro que apenas puede distinguirse de un negro azulado.


Este último color indica una forma religiosa de superstición, que casi no merece ese nombre. Debemos recordar que la religión tiene sus posiciones bajas así como sus elevadas - en su jardín crecen las flores más excepcionales, y al mismo tiempo las malezas más detestables.

Sentimientos de  apertura espiritual son indicados por un maravillosamente transparente azul claro, de un tinte inusual, algo parecido al transparente azul claro del cielo en una tarde fresca de otoño, justo antes de la puesta del sol. 

Moralidad en un alto grado es indicada por una serie de hermosas tonalidades de azul, siempre de un tinte inspirador claro. Sentimiento religioso regido por temor es indicado por una tonalidad de gris azulado.

Púrpura denota amor por forma y ceremonia, particularmente aquellas conectadas con oficios religiosos o grandiosidad real de un tipo solemne. Púrpura fue elegido, naturalmente, como el color de la realeza en los tiempos antiguos.

Los matices de azul pueden llegar a a ser índigo o violeta.  El Índigo es un azul oscuro que se acerca al violeta. Indica una mezcla de intuición con interés espiritual. Describe a individuos con mucha búsqueda espiritual. Mezclando azul oscuro (el conocimiento ilimitado) con rojo vivo (actividad) se obtiene el violeta. Por lo tanto el color que resulta de la actividad espiritual en el aura es el violeta, que representa el conocimiento ilimitado. 

En el grupo de los violetas es importante no omitir el color lavanda, el cual resulta de la mezcla del blanco con el violeta. Es el color de la energía dominante y se llega a percibir en el chakra coronario. 


Amarillo  Dorado  Naranja


Buenos pensamientos y una buena salud mental están relacionados con el amarillo.  El desarrollo del intelecto tiene relación con este color. Amarillo representa la fase intelectual de la mentalidad. Esto significa que representa esa parte de las actividades mentales concernientes con razonamiento, análisis, juicio, procesos lógicos, inducción, deducción, síntesis.

En sus variados matices, tintes y tonalidades, se manifiesta por las variadas formas de actividad intelectual, elevada y baja. En este grupo de colores astrales vistos en el aura humana encontramos tantas variedades como en el grupo rojo.
El amarillo, que denota intelecto, tiene muchos grados de tonalidades y tintes y muchos grados de claridad.

Logro intelectual puro, y amor por lo mismo, se manifiesta por un hermoso amarillo dorado y claro. Grandes maestros a menudo tienen esto en evidencia tan marcada, que a veces sus estudiantes vislumbran un "halo" dorado alrededor de la cabeza del maestro. 

Las tonalidades doradas intensas de amarillo intelectual son comparativamente menos frecuentes, siendo un color amarillo limón pálido la única indicación de poder intelectual y encontrada en el aura del común de las personas.

A la vista del ocultista, empleando su poder de visión astral, una multitud de personas manifestara aquí y allá, en puntos ampliamente separados, el brillante amarillo dorado de intelecto verdadero.

Existe también un color metálico reflector característico del metal dorado. Tiene un brillo especial cuando aparece en el aura.  Está presente en las energías guías y en los chakras. Su fuerza y naturaleza  ofrecen protección y pureza, y sus altas vibraciones limpian y purifican.

Las propiedades purificantes del oro se pueden utilizar en la visualización para limpiar los chakras y el aura.

Como color secundario indica las ganas de conseguir nuestros sueños y ambiciones. Que el esfuerzo nos da la recompensa esperada. El lado contrario del dorado las personas debido al esfuerzo que hacen para lograr sus metas, pueden llegar a sufrir de estrés y depresión.

Como color secundario y en contrapartida indica que estaríamos atravesando una etapa en la cual nos estaríamos sobrepasando del límite aumentando el estado de angustia, fatiga y mal humor. 


Una tonalidad interesante en este grupo es la del naranja, que representa diferentes formas de "orgullo de intelecto", ambición intelectual, amor de dominio a voluntad. Cuanto más grande es el grado de rojo en el color naranja astral, mayor es la conexión con la naturaleza  física.

Orgullo y amor por el poder sobre otros tiene mucho rojo en su color astral, mientras que amor por el dominio intelectual tiene mucho menos rojo en su composición. Una persona con el naranja como predominante será una persona con energía, equilibrio, armonía y vitalidad. Este individuo desarrolla plenamente la fuerza vital. 



Verde

Consistiendo  de varias combinaciones de azules y amarillos, con tintes y tonalidades de blanco y negro. Incluso hábiles ocultistas encuentran muy difícil dar cuenta del hecho de que ciertas tonalidades de verde provienen de azul religioso y amarillo intelectual.

Para aquellos que se interesan en los análisis de este tipo, les doy la siguiente pista, que puede ayudarlos en este asunto.

La clave se encuentra en el hecho de que el verde yace en el centro del espectro astral y es un balance entre los dos extremos, y es también influenciado por estos dos extremos de una manera asombrosa.

Tranquilidad, sosiego, calma y reflexión es característica de este color. Se considera que refiere a una persona preparada para afrontar cualquier cosa con confianza en la vida. Gran capacidad creativa y mental. Magnífico color para sanadores.

En caso de estar sucio indica lo contrario. Cierto apacible verde denota amor por la naturaleza, por la vida campestre, por viajes en el campo, etc., y también, un poco distinto en tinte, el amor por escenas hogareñas, etc.

De nuevo, un tinte claro de verde, transparente, hermoso, indica lo que puede denominarse solidaridad, emoción altruista, caridad, etc.

Nuevamente, ilustrando variedad en este grupo de colores astrales, otra tonalidad de verde denota tolerancia intelectual del punto de vista de otros. Yendo a mas apagado, indica tacto, diplomacia, habilidad de manejar la naturaleza humana, y descendiendo aproximadamente otro grado se mezcla con insinceridad, trampa, falsedad.

Finalmente, un verde lóbrego, barroso, particularmente desagradable indica celos y sentimientos del estilo, malicia envidiosa, etc.


Marrón

El grupo marrón de colores astrales representa deseo por ganancia, extendiéndose desde el marrón claro de la acumulación industriosa, hasta los lóbregos marrones opacos de la tacañería, codicia y avaricia. Existe un gran surtido en este grupo de tonalidades. 

El color marrón no es muy común en la mayoría de las auras, ya que casi siempre se encuentra mezclado. 

Puede estar presente en una personalidad  materialista, que se preocupa solo por sí misma. Sin embargo, esto no significa que todos los marrones sean un factor negativo en el aura, pues este color marrón denota capacidad para la organización y la administración.



Es el color del hombre de negocios. Representa industria; por ejemplo, es café la tierra que incesantemente se esfuerza por producir frutos y vida vegetal; el marrón chocolate denota afinidad con la tierra y el marrón oro, simboliza la laboriosidad. 

No hay muchas tendencias emo­tivas en las auras matizadas de café, ya que es dominante el convencionalismo.

Marrón es el punto de partida de la ambición y el poder, material y comercial, y de la perseverancia para lograrlo. La persona tiene tendencia a la estabilidad, practicidad e independencia. Esto puede reflejar que la persona es amante de la Tierra y que está estabilizando nuevas raíces. Hay un fuerte interés por la tierra y sus recursos.

 
Blanco   Plata   Gris 


Debido a que este color que contiene todos los colores y todas las vibraciones es el color de la excelencia de la armonía y transmite un gran amor y calidez.

Representa lo que los ocultistas conocen como Espíritu Puro, que es una cosa muy distinta de la emoción religiosa o "espiritualidad", y que realmente es la esencia del TODO que realmente es. Blanco es el color astral del Espíritu Puro,  y su presencia eleva el grado de los otros colores, y los manifiesta más claros.

La percepción del grado mas elevado del Ser conocido por los más avanzados ocultistas se presenta a los más elevados adeptos y maestros en la forma de "La Gran Luz Blanca" que trasciende cualquier luz nunca presenciada por la vista humana ya sea en el plano físico o astral - ya que pertenece a un plano mas elevado que ambos, y que es blanco absoluto en vez de relativo.

La presencia de blanco entre los colores astrales del aura humana anuncia que se podría alcanzar un alto grado de logro espiritual. Aunque también implica un compendio de fuerza, alegría, optimismo y tranquilidad. Hablamos de personas relajadas y serenas que no persiguen ideales muy elevados.

El color plata estimula los procesos de los colores que lo rodean.Un aura veteada de plata indica carácter constante, animoso, pero no confiable. La tiene gente versátil, activa y agraciada en las cuestiones relativas al movimiento, el lenguaje, los viajes, etcétera; son las que frecuentemente se dedican de modo superficial a todos los oficios y profesiones, pero sin ser expertos en ninguno.

Se espera debilidad, inconstancia y humores cambiantes donde el color plata predomina. 

Si el tono se vuelve gris los aspectos negativos de la mente, como la depresión, la tristeza y el pesimismo se inclinan hacia este color. Puede ser indicador de falta de madurez. Quienes ostentan este color, normalmente en la capa mental inferior y astral, son muy convencionales y carecen por completo de imaginación. Se muestran fríos y duros hacia el mundo exterior.

Las personas con un amor innato por las reglas y la formalidad, de mente burocrática, tienen varios matices de gris en sus auras. Su presencia indica falta de imaginación o tendencia a la estrechez mental; un gris muy opaco puede interpretarse como mezquindad y torpeza.


Negro
Alude a un aura falta de luz. Cuando se habla del negro en el aura, lo que se está describiendo en realidad es una zona en la que no hay luz, como si fuera un "agujero negro" en el aura. Puede ser indicador de manchas, enfermedad, entidades pegadas al aura, aunque también indica los aspectos de la personalidad que necesitan ser trabajados (que necesitan luz para ser vistos). 

Negro representa el polo negativo de Ser, la negación de Espíritu Puro, y oponiéndolo en todo sentido. Negro en los colores astrales a veces también es indicador de odio, malicia, venganza y condición diabólica.

Ensombrece los colores brillantes hacia sus aspectos mas bajos, y les quita su belleza. Representa el odio - también tristeza, depresión, pesimismo. 

Pero al igual que el blanco, la significación del negro es paradójica. Porque el negro, al ser la renuncia de los colores,simboliza la renuncia a la vanidad de este mundo (baste recordar las ropas negras de los sacerdotes cristianos, o de los feligreses judíos).

Por otro lado , el negro también puede significar el origen y la fecundidad, porque así como evoca la angustia y la muerte, también evoca la tierra fértil que recibe la semilla, la oscuiridad del origen, el misterio de la creación.

Ya por temor, ya por desconocimiento, ya por misterio, el negro nos dispone a la cautela y a la precaución, con un contenido emocional predominantemente triste, turbado, angustiado, que se manifiesta exteriormente en conductas de reserva y desconfianza.




Fuentes consultadas:
Swami Panchadas. Aura humana
Joe H. Slate. El gran libro del aura



Escrito por Glenda González 
Artículos protegidos por derechos de autor. Imágenes tomadas de Internet solo con fines ilustrativos. PROHIBIDO USO COMERCIAL. MENCIONAR AUTOR Y PAGINA. NO ALTERAR CONTENIDOS.

PROHIBIDO USO COMERCIAL. MENCIONAR SIEMPRE AUTOR Y PAGINA. NO ALTERAR CONTENIDOS